miércoles, 30 de septiembre de 2009

A los padres que hablan de las nuevas generaciones

En casa de mis padres siempre hemos hablado durante las comidas, en plan "tertulia gastronómica". Y de vez en cuando surgen temas en los que no se está de acuerdo. Si no, sería un aburrimiento.

En una de ellas hubo un momento de "crisis" al hablar sobre los niños de hoy en día. A mi me parece que, efectivamente, nuestro sistema educativo tiene muchos fallos, pero no creo que los niños, en si, sean tan malos y perversos como algunas veces se nos hace ver. No creo que, en general, sean peores (ni mejores) que los de otras generaciones.

He visto gente que se queja de las faltas de ortografía de los chicos y chicas de hoy en día cuando ellos mismos cometían unas faltas que hacían temblar a la cultura...

Existe a veces una especie de amnesia selectiva sobre lo que se hacía cuando estabamos en el rango inmediatamente inferior al que ahora ostentamos (en vez de padres, eramos hijos. Como decía Mafalda ¿En qué otra jerarquia hace falta pasar veinte años (o cuarenta) para subir un grado en el escalafón?).

Creo que lo que pasa es que lo de los niños (y ya no tan niños) gamberros, y en ocasiones auténticos delincuentes es la excepción y no la norma, pero que algunos medios de comunicación, y en especial la televisión, sacan jugo de esas excepciones.  Se han convertido dichos medios en una especie de "El Caso" que dejaría a la prensa amarilla de antes convertida en periódicos serios...  Siempre se ha dicho que la noticia auténtica es que un niño ha mordido a un perro, no que un perro ha mordido a un niño.  Esto último es lo corriente.  Yo, personalmente, no conozco a ningún niño tan terrible, siempre ha sido a través del telediario o bien a través de algún conocido, normalmente profesor, al que le ha tocado lidiar con alguno.

El caso es que en uno de esos correos que recibo por internet, leí lo siguiente. He de cotejar las citas, aunque en esencia me las creo. (Hace tiempo recibí un correo más extenso, y con citas que llegaban hasta principios de siglo, pero ese no lo encuentro). Lo transcribo a continuación:

"CONFLICTOS GENERACIONALES


El médico ingles Ronald Gibson, comenzó una conferencia sobre conflictos generacionales, citando cuatro frases:


1). 'Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos'.


2). 'Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esa juventud es insoportable, desenfrenada, simplemente horrible.'


3). 'Nuestro mundo llegó a su punto crítico. Los hijos ya no escuchan a sus padres. El fin del mundo no puede estar muy lejos'


4). 'Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura'


Después de estas cuatro citas, quedó muy satisfecho con la aprobación que los asistentes a la conferencia, daban a cada una de las frases dichas. Recién entonces reveló el origen de las frases mencionadas:


- La primera es de Sócrates (470-399 a.C.)
- La segunda es de Hesíodo (720 a.C.)
- La tercera es de un sacerdote del año 2.000 a.C.
- La cuarta estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia (Actual Bagdad) y con más de 4.000 años de existencia."


Realmente, no hay nada nuevo sobre la faz de la tierra.

3 comentarios:

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Hola Mr.! Me ha gustado mucho tu post. Lo cierto es que todo lo vemos peor una vez ya lo hemos pasado, nos vamos quedando sin las hormonas de la ilusión y de los "puedos". De todas formas, soy de las que piensa que a día de hoy, en la vida superocupada de los padres, los hijos, sí, son terribles, porque no les dejan tomar café en una terraza, charlar por el móvil, jugar a la play... Educación es amor y lo que queda de cultura.
Un beso.
LADY JONES

Duna dijo...

Desde la perspectiva de adulta, veo todo lo pasado mejor que en el momento que lo estaba viviendo.Muchas cosas que me hicieron pasarlo mal, vistas ahora, me parecen suaves, y veo que era absurda mi inevitable preocupación de aquellos momentos.
En cuando a los hijos, estoy de acuerdo con Lady Jones, los hijos limitan de una forma tremenda a los padres. ¿Pero qué podríamos hacer?.Y esto lo digo, desde mi formación en el sector de la educación.

Un verdadero gusto leerte, y perdóname por dejarme llevar por lo que me has llevado a pensar....

Besos.

Duna dijo...

Te deseo pases estos entrañables días llenos de alegría y paz con tus seres queridos.



Feliz Naviad

Felices Fiestas

Próspero 2010
Un beso Duna